6 formas de enseñar a tus hijos sobre las discapacidades

Disabled Kids Cartoon Style IllustrationRecientemente nos topamos con el Blog de Scarymommy en el que una mamá habla sobre la experiencia que tuvo cuando visitaba el zoologico con Joey, su niño quién tiene síndrome Down y padece de alopecia.

Esta mami nos cuenta que una niña, señalando a su hijo, le preguntó a su papá: ¿papá, qué le pasa a ese niño?.

Cuando la mamá de Joey se volteó con una sonrisa para contestar a la niña su pregunta, se topó con que el papá, aterrado, se llevaba a su hija del brazo pidiéndole que se callara la boca y se enfocara en el próximo animal del zoologico.

La mamá de Joey nos cuenta que ella misma, por muchos años no ha sabido como comportarse cuando está compartiendo con personas con discapacidades y que usualmente cambia la mirada cuando se encuentra de frente con alguien que no es igual a ella o a las personas con las que ella está acostumbrada a relacionarse.

¿Cuántas veces te ha pasado algo como esto?, ¿cuántas veces  te has horririzado por las preguntas de tus nenes sobre la discapacidad de alguien¿, ¿cuántas veces le has pedido a tus nenes que no pregunten sobre las discacidades, que cambien la vista, que no hagan sentir incómoda a esa persona?.  ¿Cuántas veces tu mismo no has sabido qué hacer cuando te toca relacionarte con alguien diferente?.  Yo, muchas veces, y me abochorna tener que admitirlo, pero la ignorancia es atrevida y mi ignorancia hacia estos temas me hizo “cambiar la vista” muchas veces.

Entonces, si nosotros, los adultos, en ocasiones no sabemos como comportarnos delante de una persona con discapacidad, ¿cómo podemos hacer que nuestros nenes entiendan que todos somos iguales (mientras sus adultos comenzamos a aplicarlo también)?

Para ello, aquí les presentamos las 6 recomendaciones de la mami de Joey, en su blog Scarymommy (estas recomendaciones son una traducción literal de su blog original: 6 Ways To Teach Your Kids About Disabilities):

“1.  Los niños con necesidades especiales SON diferentes y eso no es malo.

Es fácil sentirnos incómodos con personas o situaciones que son “diferentes”.  A menudo pensamos que es mejor fingir que las disparidades no existen, pero esto no sirve a nadie. De hecho, devalúa a mi dulce niño y confunde a tu hijo.  En su lugar, hablemos de estas cosas de manera respetuosa y veamos qué podemos aprender.

Algunas diferencias son solo, bueno, diferentes.  Por ejemplo, Joey es calvo y tiene ojos en forma de almendra.  Eso es inusual, pero se ve súper cool con su cabeza calva.  Y si te fijas bien, notarás que los ojos de todos son distintos entre sí.

Otras diferencias pueden apuntar a una debilidad o fuerza relativa. El cromosoma adicional de Joey le dificulta aprender tan rápido en la escuela como lo hacen otros niños, pero también es muy sensible y le encanta hacer sonreír a la gente. Así que puedes decirle a tu hijo: “Podrías ayudar a Joey a aprender cómo escribir su nombre, ¡y quizás él pueda mostrarte algunas formas divertidas de animar a las personas cuando se sienten tristes!”.

2.  Los niños con discapacidades también son iguales que otros niños.

Habla sobre las cosas que tu hijo y el niño con necesidades especiales tienen en común:  ¿Tienen ambos ojos? ¿Pelo? ¿Manos? ¿Qué hay de las cosas que no puedes ver necesariamente? ¿Crees que el niño pequeño tiene sentimientos? ¿Qué crees que le gusta jugar? ¿Qué tipo de música podría escuchar? Algunos niños pueden tener una discapacidad, pero no quieren que se les defina por completo.

3.  Las personas con necesidades especiales o discapacitadas no están necesariamente enfermas.

A veces es difícil encontrar el vocabulario adecuado para informar a sus hijos sobre necesidades especiales. Permíteme sugerir gentilmente que evites las palabras “enfermo” e “incorrecto”, como en “ese niño tiene una enfermedad que le dificulta hablar con la gente” o “algo está mal en su cerebro, por lo que no puede hablar tan bien como tu ”.

Algunas personas nacen con necesidades especiales y otras discapacidades ocurren como resultado de un accidente o enfermedad.  La discapacidad en sí, sin embargo, no es una enfermedad o algo malo.  Tampoco es algo que otros niños puedan “atrapar”, una distinción importante que se debe hacer al explicar las discapacidades a los niños.

4.  Las palabras importan

Está bien enseñar a los niños las palabras correctas para hablar sobre nuestras diferencias: discapacidad, necesidades especiales, incluso los nombres de discapacidades específicas, como el síndrome de Down y el autismo.  Además de palabras como “enfermo” y “mal”, intenta reemplazar la palabra “normal” con “típico”, como en “un niño típico podría caminar a los 12 meses de edad, pero Joey no caminó hasta que estuvo casi 3 años de edad “.  Sabemos que nuestros hijos son diferentes, pero compararlos con niños “normales” nos hace sentir que los llamas “extraños” o “malos”.

Además, las llamadas de nombre y las bromas a expensas de otra persona (ya sea que esa persona tenga una discapacidad o no) no son aceptables.  De hecho, palabras como “retrasado” son extremadamente hirientes, ya sea que las utilice como un insulto directo en un niño con necesidades especiales o que lo use como argot (“¡Esa prueba fue tan retardada!”).  De acuerdo con r-word.org, “retardado” y “retardado” se han utilizado ampliamente en la sociedad actual para degradar e insultar a las personas con discapacidad intelectual.  Además, cuando “sin retraso” y “retardado” se usan como sinónimos de “tonto” o “estúpido” por personas sin discapacidades, solo refuerza los estereotipos dolorosos de que las personas con discapacidades intelectuales sean miembros menos valorados de la humanidad.  Puede ser difícil cambiar las palabras que usamos sin pensar, pero vale la pena el esfuerzo.  Para obtener más información sobre la unidad para “Difundir la Palabra para Terminar la Palabra”, visite r-word.org. Incluso tienen sugerencias útiles de otras palabras que puedes usar en tus conversaciones diarias.

5.  Está bien hacer preguntas. (Y si no sabes la respuesta, ¡pregúntame!)

Los niños son naturalmente curiosos, y eso es maravilloso!  No sientas que tienes que callar a un niño que hace preguntas sobre discapacidades.  Si no sabes la respuesta, ¡eso también está bien!  No pongas toda la presión sobre ti mismo, pero siéntete libre de pasar las preguntas a los padres del niño.  Después de todo, no es ningún secreto que a las mamás les encanta hablar sobre sus hijos.  Por favor pregúntennos.  Nos encantaría ayudar a cerrar la brecha entre nuestros hijos y los suyos.

Además, ¿recuerdas cuando te pedí que evitáramos usar palabras como “enfermo” y “mal” cuando hablamos de personas con discapacidades?  Bueno, esa regla no se aplica realmente cuando viene de una pequeña.  Espero que los niños hagan preguntas como: “¿Qué le pasa a él? ¿Por qué no puede hablar como yo?”.  Todavía no tienen las palabras adecuadas, y eso está bien.  Estaré encantado de ayudarles a aprender.

6. Busca recursos.

Muchos programas para niños tienen uno o dos episodios sobre niños con discapacidades, como el episodio de Daniel Tiger’s Neighborhood titulado “El nuevo amigo de Daniel”.  Sesame Street también presenta a los niños con discapacidades de forma rutinaria.  Existen muchos libros excelentes para una variedad de niveles de lectura y edad.  Personalmente, nos gustaría que pintemos el pulpo rojo de Stephanie Stuve-Bodeen y My Friend Isabelle de Eliza Woloson y Bryan Gough, que tratan el síndrome de Down pero pueden abrir una discusión sobre las discapacidades en general.  Y si está buscando más ideas para enseñar a tomar conciencia sobre la discapacidad, la Universidad de Wisconsin-Oshkosh tiene una fabulosa bibliografía de libros sobre diferentes tipos de discapacidades.

Padres, gracias por abordar este tema con sus hijos y querer hacerlo bien.  Sin embargo, ¿puedo dejarte solo un consejo más para ti?  La mejor manera de enseñarle algo a un niño es modelarlo para ellos.  Si ves a un niño con necesidades especiales, sonríe y dile “hola” y habla con sus padres.  Si te acercas a los padres de una manera cómoda y amigable, es mucho más fácil para tu hijo hacer lo mismo con su hijo o hija. Al final, todos queremos lo mismo: ser vistos y valorados. ¿No es una lección que vale la pena enseñar a todos los niños?

¡Qué interesantes estos consejos que nos deja Scarymommy, ¿verdad?!  Pongámolos en práctica comenzando ya.

¿Qué tal si añades a tu lista de actividades con la familia el próximo fin de semana, viernes 29 y sábado 30 de marzo de 2019, una visita al “Puerto Rico Abilities Fair” que se celebrará e el Coliseo Roberto Clemente?  Pulsa el enlace para obtener más información.

Baja a tu computadora o dispositivo móvil la Revista “La voz corre” (LaVozCorre) para artículos de interés en temas relacionados, productos, servicios y un directorio de recursos para asistir a las personas con discapacidad en Puerto Rico.

 

COMPÁRTELO

 


NOTA: Este escrito es original de Quehagoconlosnenes.com utilizando como recurso la página Scarrymommy y su artículo: 6 Ways To Teach Your Kids About Disabilities. Quehagoconlosnenes.com no pretende tomar crédito del escrito de Scarymommy para su beneficio, las secciones tomadas del artículo original han sido identificadas en este escrito.  No es permitido copiar, distribuir, transmitir, o reproducir este blog sin obtener la autorización previa de Quehagoconlosnenes.com.  El mismo puede ser compartido a través de redes sociales siempre y cuando se incluya un enlace al blog original. 

2 Comments

  1. Posted March 25, 2019 at 11:48 am | Permalink

    Muy bueno, tenemos que enseñar muchas cosas de valor a nuestros peques, gran artículo!

    Anabel

  2. Posted April 24, 2019 at 3:48 pm | Permalink

    Excelente artículo sobre un tema delicado. Muy bien explicado y muy buenos consejos. Muchas gracias por compartir

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: