Punta Guaniquilla, Un Privilegio – Parte II

Esta semana les traemos la segunda parte del recorrido por Punta Guaniquilla que hizo nuestra bloguera invitada Pamy Rojas. Para leer la primera parte, haga clic aquí

HACIA EL OTRO LADO

Pero LA EXPERIENCIA no terminaba ahí. Este escrito se puede considerar como una película con muchos finales. Luego de ese momento trascendental, nos esperaba descubrir el otro lado de las rocas.  Para llegar hasta allí caminamos en el salitral. Ahí me di cuenta de la conveniencia de llevar botas, porque si hubiese ido en tennis hubiese terminado con los pies empapados.

HUY, LETAL SOMBRA DEL MANZANILLO

Entonces llegamos al árbol de manzanillo. Nos detuvimos frente a él. Recordé la canción de Roy Brown Aires Bucaneros: Huy, letal sombra del manzanillo, roja calina de las praderas, miasma envolvente de los manglares…

Ray recogió del piso el fruto y nos lo dio a oler. El pequeño fruto color verde huele dulce, exquisito al olfato, pero venenoso al gusto. De la misma manera, la leche que botan sus hojas son un ácido tóxico para la piel. De acuerdo a nuestro intérprete, fue durante la colonización que se descubrieron los efectos de este árbol; hasta el punto que los españoles trataron de erradicarlo de la Isla.

pamy wm 16

Otra razón más por la que se debe visitar el lugar con un intérprete, hay que saber identificar el árbol de manzanilla y mantenerse alejado. Foto: Pamy Rojas

SUELO COMO GELATINA

Pasamos de la impresión de un árbol mortal a un terreno que se expande y se contrae, como un acordeón.  Allí hicimos otro ejercicio para experimentar un leve temblor.  Nos paramos en dos filas, unos frente a otros. Primero brincaron quienes estaban a un lado, luego los que estábamos al otro. La idea era que pudiéramos sentir el suelo temblando bajo nuestros pies. Llegamos hacia el otro lado de las rocas cruzando un suelo que se movía con cada una de nuestra pisadas.

pamy wm 17

Caminar sobre un suelo inestable es otra experiencia. Foto: Alejandro Rodgz. Rojas

ROCAS EN VILO

Las rocas desde el otro lado se ven más lejos, no obstante, son igual de impresionantes.  Desde este punto la arena marca el comienzo de la laguna y luego aparece un gigantesco pedregal como si temiera rozar el agua. Parece como si las rocas estuvieran en vilo, suspendidas de las nubes ausentes. El cielo despejado completaba el paisaje alucinante.

pamy wm 18

Desde el otro lado el paisaje es igual de extraordinario. Foto: Pamy Rojas

ENERGÍA NATURAL

El final de nuestro trayecto: Un árbol de almácigo con energía para regalar. Aquí el último ejercicio trascendental. Había experimentado la sensación de abrazar a un árbol anteriormente. No obstante, luego de LA EXPERIENCIA en este lugar alucinante, fue cómo agrupar todas las sensaciones en un momento sobrecogedor. Abrazo. Energía. Instantes. Vida. Gratitud. Amor.

Uno a uno fuimos abrazando al almácigo mientras éste nos regalaba su energía. Luego subimos a una loma para contemplar, al lado de un gigantesco cactus, la vastedad del mar Caribe y el verdor del suelo. ¡Esplendoroso!

pamy wm 19

El almácigo es un árbol para honrarlo por haber alimentado a tantas familias puertorriqueñas. Foto: Pamy Rojas

LA EXPERIENCIA

Este es el final. Aquí terminó LA EXPERIENCIA. Nos despedimos de nuestros amigos de Para la Naturaleza, no sin antes agradecerles que compartieran con nosotros su interpretación exquisita de este entorno. De regreso a casa pensé que si yo hubiese visitado Punta Guaniquilla, antes de que mi amiga estadounidense viniera a Puerto Rico, le hubiese aclarado lo siguiente: En Puerto Rico tenemos el privilegio de vacacionar aquí mismo y sentirnos en otro planeta.

pamy wm 20

De izquierda a derecha: Alejandro (DejaVu TravelPR), Sandra, José y Ray (Para la Naturaleza), Gabriel, Javier y Josean (DejaVu TravelPR). Foto: Pamy Rojas

Más adelante encontrarás el video de LA EXPERIENCIA completa, nuestras recomendaciones y una nota al calce muy importante de leer.

PRÁCTICAS DE TURISMO CONSCIENTE:

  1. Aprender sobre la relevancia de la historia de Punta Guaniquilla.
  2. Conocer los diferentes ecosistemas del lugar y respetarlos.
  3. Disfrutar del privilegio de visitar lugares como este sin vandalizarlo.
  4. Educarse sobre la flora y fauna del lugar.
  5. Apoyar organizaciones como Para la Naturaleza y ayudar a promover la educación y conservación ambiental.

VIDEO DE LA EXPERIENCIA

POR QUÉ ES RECOMENDABLE VISITAR LA RESERVA A TRAVÉS DE PARA LA NATURALEZA:

  1. Solo así vives LA EXPERIENCIA.
  2. Seguridad personal – entre los recursos existentes en la reserva hay un sistema de cavernas donde alguien que no conozca el lugar se puede perder.  Además, hay varias rutas marcadas del trayecto que pueden confundir.
  3. Seguridad del entorno – existen varios recursos naturales que puedes perjudicar si no conoces; como el salitral que hay que pasar por el punto más lejano a la roca para no afectarlo y el cangrejo ermitaño que se puede pisar si no estás consciente de observar tu entorno.
  4. Sería en vano, visitar esta reserva y no aprovechar todo lo que se puede aprender aquí. Entender la relevancia del lugar y cómo funciona esta unidad biológica es imprescindible.
  5. Estás entrando a una propiedad privada, por lo que es importante ir acompañado de las personas autorizadas para guiarte a través de la misma.

pamy wm 22

Estás entrando a una propiedad privada, por lo que es importante ir acompañado de las personas autorizadas para guiarte a través de la misma. Foto: Alejandro Rodz. Rojas

NUESTRAS RECOMENDACIONES:

  1. Hacer reservaciones en Para la Naturaleza con tiempo.  Existe mucha demanda para visitar este lugar.
  2. Usar botas de senderismo por la diversidad del suelo. No lleve sandalias, ni flip flops. Si llevatennis puede que se mojen.
  3. Pantalón largo y camisa con mangas. Créanme yo sentí los insectos bien cerca.
  4. Gorra o sombrero para el sol. Totalmente necesario.
  5. Botella de agua reusable para no generar basura con las botellas plásticas.
  6. Meriendas en bolsos de tela para no usar bolsas plásticas.
  7. Cámara o celular para fotos de un lugar único.

NOTA AL CALCE:

Desgraciadamente esta es la huella que dejan algunas personas que visitan el lugar. Foto: Pamy Rojas

Conmovida por la majestuosidad de este lugar, yo no salía de mi asombro y enojo al notar el grafiti en las ruinas. Alguien, obviamente sin ningún sentido de responsabilidad, ni de pertenencia, se atrevió a cometer tan despreciable barbarie. ¡Vergüenza ajena!

A pesar de todavía existen personas sin consciencia, tenemos a organizaciones como la de Para la Naturaleza que llevan a cabo un esfuerzo loable por educar y conservar.  No solo tienen variados programas de educación como Ciudadano Científico y Árboles Campeones, sino que trabajan con ahínco para la conservación.  Actualmente en la isla solo un 8% de los terrenos está destinado para la conservación, esta organización tiene como meta llegar a un 33% para el año 2033. En lugares como la isla de St. John se protege más de cincuenta por ciento y en la isla vecina de República Dominicana se conserva un 24% de los terrenos.  Visita la página Para la Naturaleza y entérate cómo puedes ser parte de este cambio para Puerto Rico.

Para más información sobre la Reserva Punta Guaniquilla puedes comunicarte al 787-722-5882 o visita la página de internet Para la Naturaleza.

Nota: escrito y fotografias pertenecen a Pamy Rojas. ¡Pueden leer más blogs escritos por Pamy Rojas en su su página de web Dejavutravelpr.com!

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: